9 de agosto de 2014

La probabilidad estadística del amor a primera vista



¿Desde cuándo son puntuales los aviones a la hora de despegar? Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho; una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.Cierra los ojos solo un insta nte y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.
Hoy debería ser uno de los peores días en los diecisiete años de la vida de Hadley Sullivan: ha perdido su vuelo por cuatro minutos y ahora está atrapada en el aeropuerto JFK de Nueva York. Llega tarde a la segunda boda de su padre, que se celebrará en Londres, con una mujer a la que Hadley ni siquiera conoce y que pronto se convertirá en su madrastra. Pero entonces conoce al chico perfecto en la atestada sala de espera del aeropuerto. Su nombre es Oliver, es británico y su asiento es el 18C. El de Hadley, el 18 A.
Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores. Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos. 
 
Título: La probabilidad estadística del amor a primera vista
Título original: The statistical probability of love at first sight
Autor: Jennifer E. Smith
País e idioma de origen: EEUU (Inglés)
Género: Romance
Editorial: SUMA de letras
Encuadernación: Tapa blanda
Número de páginas: 268
Fecha de publicación: 2011
ISBN: 978-84-8365-315-9
Precio: 17,00€

Opinión de Cristina 
(SIN spoilers)

Efectivamente, la probabilidad estadística del amor a primera vista, es prácticamente de un 1% , de hecho yo no creo mucho en ello, sin embargo con este libro parece hasta casi posible. En general ha sido una lectura entretenida, con una trama que entraña algo más que una simple historia de amor. De hecho, me cabe la duda de si la intención inicial de la autora es mostrarnos las relaciones y problemas entre un padre divorciado y una hija resentida y lo hace encubierto con una historia de amor adolescente, o si simplemente busca darle un toque más profundo a la historia de amor inicial para que no quede tan superficial. 

Independientemente de que yo prefiera quedarme con la primera opción, ya que la segunda le rebajaría un poco el nivel a la historia, este libro ha sido una lectura fresca y ligera, con una historia de amor llena de sentimientos a pesar de su brevedad, y aun así al contrario que en otras que duran más tiempo, parece hasta creíble. 
En ocasiones lo que más daño nos hace no son los cambios, sino la bofetada de la familiaridad.  
Dentro de los personajes yo destacaría más a nuestra protagonista femenina, puesto que conocemos su punto de vista, opiniones y pensamientos más profundos, más que a Oliver, que me ha parecido un personaje menos real que Hadley. Me ha dado la impresión de que la autora lo ha pintado como el típico chico desaliñado y despreocupado del que emana un aura misteriosa y por lo que, a pesar de no ser un bellezón, consigue captar el corazón y la atención de las chicas. Por tanto, en este aspecto me ha parecido que su personaje era demasiado típico y algo que ya está visto, así que a mi nuestro prota no ha conseguido llenarme a la patata.

Por otro lado, Hadley muestra bastante bien los pensamientos que podría tener cualquier chica adolescente, y más con unos padres divorciados y uno a punto de casarse, y la autora los refleja bastante bien. De los personajes secundarios poco se puede decir, porque basicamente son los padres de Hadley, de la madre conocemos cosas a partir de lo que ella nos cuenta y su padre es un tipo que al principio se nos presenta como un cabrón que abandona a su familia por otra mujer, pero luego resulta ser buena persona. 
Alguien le dijo alguna vez que existe una fórmula para determinar cuánto se tarda en olvidar a alguien, y que es la mitad del tiempo que se ha estado con ese alguien.
El final de la historia, a pesar de resultar un poco forzado el camino hasta él, no ha estado mal, de hecho queda hasta bonito :).

Así que en resumen, podemos decir que es una novela ligera, con una narración sencilla y fácil de leer, entretenida y con una historia de amor que a pesar de lo incrédula que puede resultar, acaba siendo bonita y creíble. No es imprescindible pero está bien para pasar el rato.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te cortes, dinos tu opinión