17 de octubre de 2014

It's ok, it's love



Ji Hae Soo es una psiquiatra que sufre un trastorno relacionado con el sexo, aún así intenta tener una relación lo más normal posible con su novio que la espera pacientemente. Comparte piso con dos amigos, Kwang Goo, un joven que tiene síndrome de Tourette y Dong Min, otro psiquiatra.
Jang Yae Jeol, por otro lado es un escritor y DJ de radio, que sufre un trastorno compulsivo. Durante un programa de televisión, Yae Jeol ve al novio de Hae Soo besando a otra chica, pero como aún no se conocen, no pasa nada. Sin embargo, debido a las obras que se están haciendo en  su piso, Jae Yeol se ve obligado a transladarse al piso de estos tres amigos, del cual además e propietario. Cuando todos los amigos, incluidos el novio de Hae Soo van a su casa a ver un partido de fútbol, Jae Yeol no se calla y dice lo que ha visto y entonces, todo estalla...  
Título: It's ok, it's love / It's ok, that's love
Título original: 괜찮아, 사랑이야 / Gwaenchanha, Salangiya
Género: Romance, drama, medicos
País: Corea del sur 
Año de emisión: 23- Julio-2014 al 11-Septiembre-2014
Canal de emisión: SBS
Episodios: 16
Duración:  60 min.
Página oficial


Personajes






Ji Hae Soo (Gong Hyo Jin) es psquiatra y tiene un trastorno relacionado con el sexo por el cual incluso los besos la ponen nerviosa y empieza a sudar. Decidió ser médico porque  de pequeña los niños se reían de su padre al ser minusválido.  
Jang Yae Jeol (Jo In Sung) es escritor de novelas de misterio y thrillers y DJ de radio. Muy famoso y admirado. Cuando era pequeño, su padrastro lo maltrataba a él y a su familia por lo que siempre acababa durmiendo en el baño, y ahora ya no puede dormir en ningún otro sitio. Debido a las obras que se están haciendo en su casa termna viviendo con Hae Soo y sus dos compañeros de piso. 
Dong Min (Sung Dong Il) es también psiquiatra y fue el sunbae de Hae Soo. Son compañeros de piso de Hae Soo, junto con Soo Kwang. Está casado pero su familia está en EEUU.
Soo Kwang (Lee Kwang Soo) es un joven, tratado por Dong Min porque sufre Sindrome de Tourette, por el cual le dan ataques. Aún así es muy alegre.
Han Kang Woo (D.O) es amigo y fan de Yae Jeol y también quiere ser escritor. Al igual que él, también tiene un padre que los maltrata a él y a su madre, así que Jae Yeol intenta ayudarle todo lo que puede,


Opinión de Cristina
(SIN spoilers)

It’s ok, it’s love nos presenta la vida de Hye Soo y sus amigos. Ella es psiquiatra y vive junto a dos compañeros de piso más: Dong Min, el sunbae del que estuvo enamorada cuando era joven y por tanto, también psiquiatra de profesión y Soo Kwang, un joven que sufre Sindrome de Tourette.

Como ya nos vamos dando cuenta en los primeros capítulos, las relaciones entre ellos no son nada normales, ya que la confianza entre los miembros de la casa es máxima, y además tal y como ellos dicen, “en su casa no hay normas”, lo que lleva a situaciones muy divertidas y poco comunes en los doramas. Esto es lo primero que me llamo la atención y me gustó mucho: la cercanía y las relaciones tan naturales y humanas que hay entre ellos, que lo hace todo mucho más real y cercano, transmitiendo muy buenas sensaciones.
Debido a la temática del dorama, hay una gran variedad de personajes con distintas personalidades, y en consiguiente con sus correspondientes problemas, y a lo largo de los capítulos podemos ir viendo cada una de ellas y como las van superando. Por supuesto, los dos personajes principales son los que tienen los mayores trastornos y en los que se centra la trama: por un lado, Hae Soo que debido a un trauma de la infancia le tiene miedo al sexo y por otro lado, Jae Yeol, obsesivo compulsivo por el orden e incapaz de dormir en otro sitio que no sea un baño, debido también a otro trauma infantil. A través de su relación y apoyo mutuo ambos van superando sus traumas.

Además de la trama principal entre los protagonistas y los secundarios, también tenemos otras historias que son las de los pacientes de Hae Soo en el hospital. Algunas eran bastante interesantes, sin embargo mientras que unas se entrelazaban con la historia principal y Hae Soo iba a aprendiendo de ellas para ser capaz de superar su propio trauma, había otras que se dejaban un poco de lado. En este aspecto creo que podían haber pensado diferentes casos de pacientes, de forma que influyesen en los propios protagonistas.

Con estas enfermedades y conforme vamos conociéndolas más en profundidad entramos en la parte emotiva del drama. Con “It’s ok, it’s love” te ríes mucho, porque hay muchas situaciones divertidas, sin embargo ante todo este dorama nos cuenta una historia de autosuperación por parte de la mayoría de los personajes, capaces de arrancarte unas lagrimitas. Hay que verlo para empatizar con ellos, ver como piensan y comprenderlos y este dorama y sus actores logran transmitirlo realmente bien.

En general todos los actores han hecho un papel bastante bueno interpretando a sus personajes. Era la primera vez que veía actuar a Lee Kwang Soo, al que tengo encasillado por Running Man, sin embargo su personaje le viene como anillo al dedo y junto a Dong Min hacen un dúo muy divertido. Un novato en los doramas que tiene un papel muy importante es D.O (EXO) cuyo personaje también era bastante complicado y la verdad es que lo borda. Con respecto a los protagonistas, tenemos a Gong Hyo Jin (Hae Soo) que es muy buena actriz y a Jo In Sung (Jae Yeol), que es el que de verdad me ha enamorado, tanto su personaje como el actor. A pesar de que la protagonista principal parece ser ella, creo que es Jae Yul el que tiene todo el peso emocional del dorama y lo hace realmente bien, tanto en los momentos en los que está bien, en los que te conquista con sus detalles y su sonrisa, como en los momentos duros en los que la interpretación genial del actor termina por emocionarte.

Además de todo lo mencionado también tengo que hablar de lo mucho que me ha gustado la relación amorosa entre los dos protagonistas, cómo evolucionan de odiarse por completo a no poder estar el uno sin el otro y lo buena pareja que hacen. Hay un par de cosas que a mitad del dorama me decepcionaron un poco con respecto a su relación, ya que había cogido un ritmo y una dirección que me había enganchado muchísimo, sin embargo cuando empezaron a salir, el trastorno de personalidad de Hae Soo, lo echa todo un poco a perder. Aún así luego se recuperó.

A todo esto hay que añadirle una magnifica banda sonora compuesta tanto por canciones extranjeras como por canciones coreanas de artistas muy conocidos como Han Dae Kwang, Davichi o Chen de EXO. Esta banda sonora acompaña la historia de tal manera que hace mucho más emotivas cada una de las escenas, tanto las tristes como las alegres, lo cual te hace compartir los sentimientos de los personajes. A mí me ha sorprendido gratamente sobre todo porque es la primera vez que veo un dorama con tantas canciones extranjeras en su OST. Aquí os dejo un enlace donde podéis escuchar algunas de mis preferidas.

Resumiendo, un dorama con una trama distinta a cualquier otra serie que haya podido ver, con una combinación perfecta entre la comedia y el drama, una gran capacidad para emocionarte, una historia de amor preciosa, sorpresas y mucha mucha emoción. Ojala hubiese sido más largo para poder disfrutar más de estos personajes… ¡Os lo recomiendo!


Opinión de Cristina
(CON spoilers)

Bueno, y esta parte es para desahogarme y contar tanto las cosas que me han gustado como las que no.

Algo a lo que he hecho referencia en la opinión sin spoilers es la bipolaridad de Hae Soo una vez que empieza a salir con Jae Yeol. Si tienes un problema sexual, lo tienes todo el rato, no estas ahora te dejo que me beses, ahora no, liándo al pobre muchacho todo el rato. Porque se supone que lo tiene superado. Otra cosa que no me gustó fue que me esperaba que su trastorno psicológico se curaría de otra forma, más poco a poco, y no con escenas únicamente de besos, me esperaba algo más que se quedó un poco pobre. Sin embargo el problema de Jae Yul de no dormir en una cama si que me parece que se resuelve bien.

Con respecto a Jae Yeol, ese momento en el que se descubre que es un amigo completamente inventado me pareció bunenísimo y un puntazo para el dorama, gran sorpresa que le da mucha más emoción. Sin embargo le he encontrado un fallo y es que una de las veces que Kang Woo llama por teléfono, si que se escucha el sonido del móvil sonando y Hae Soo está delante y lo oye…

Otro gran puntazo es el capítulo final del dorama. Normalmente no me suele gustar cuando alguno de la pareja se va y luego vuelven y se produce ese momento de “Ohhh! ¡Se han visto! ¿Qué pasará?” Pero no, en este dorama, como es costumbre, la respuesta no es la que creemos, todos incluso Jae Yeol actúan como si nada hubiese ocurrido y luego se produce ese besaaaaazo (de los que no se suelen ver en los doramas) con risas incluidas por parte de Dong Min y Soo Kwang. También me encantó que el dorama no terminase ahí, y que siguiese no solo con su historia futura (que no me pareció para nada de pegote) sino también con esa escena de lucha de tomates con el fondo blanco, preciosa, que trasnmite muy buenas vibraciones. Un diez a como termina el dorama. ¡Gran serie!

1 comentario:

  1. Lo tengo apuntado y estoy deseando verlo aunque por ahora voy a ver otros doramas. Creo que me gustaría bastante por lo de que combina bien comedia y drama lo que cuentas de la historia de amor.

    ResponderEliminar

No te cortes, dinos tu opinión