26 de mayo de 2015

Nubes de kétchup





Zoe es una chica inglesa de quince años que oculta un terrible secreto. Llena de angustia pero también con una buena dosis de humor, Zoe comenzará a escribir cartas a un criminal llamado Stuart Harris, encerrado en el corredor de la muerte de una prisión de Texas. Piensa que solo alguien así, marcado al igual que ella por el secreto, la mentira y el asesinato, va a poder comprenderla... Bolígrafo en mano, Zoe respira profundamente, se come un sándwich de mermelada de fresa y comienza su relato de amor y traición... 








Título: Nubes de kétchup
Título original: Ketchup clouds
Autor: Annabel Pitcher
País e idioma de origen: Gran Bretaña (Inglés)
Género: Juvenil, Romántica, Drama
Editorial: Punto de lectura
Encuadernación: Tapa blanda
Número de páginas: 276
Fecha de publicación: Marzo de 2014 (Original: 2012)
ISBN: 9788466327596
Precio: 7,99€


Opinión de Cristina
(CON spoilers avisados)

Nubes de kétchup nos presenta la historia de Zoe, una chica que nos cuenta su historia a través de las cartas que le manda a Stuart, un hombre encarcelado y condenado a pena de muerte en Texas.

Zoe, que utiliza un nombre inventado para no ser descubierta, utiliza las cartas como método de evasión ante la culpa que siente por ser responsable de la muerte de su novio. Sin embargo, a lo largo de la historia nos damos cuenta de que son dos los chicos los que tienen la posibilidad de morir al final de la historia, y no sabemos cuál de los dos será, además tampoco sabemos la forma en la que se produce esta muerte

A lo largo de los capítulos se combina la historia actual y flashbacks del año anterior en la que vamos descubriendo poco a poco cómo evoluciona la historia de la protagonista.

En general el libro no ha estado mal, pero no ha sido nada del otro mundo. Al principio me costó bastante pillarle el ritmo y meterme en la historia y no fue hasta mitad de la novela que consiguió medio engancharme.

La verdad es que la novela tiene de forma bastante continua algo de misterio que te hace querer seguir leyendo, tanto el misterio principal de quién será el que realmente muere, así como pequeños detalles de la historia familiar de Zoe, como el problema con su abuelo o la razón de qué su hermana sea sorda. Aun así la verdad es que el misterio aunque te mantiene un poco en vela a lo largo del libro al final se queda en poca cosa y era fácilmente predecible lo que iba a pasar. 

La historia de amor tampoco ha sido nada del otro mundo. La relación con Max me parece de película de instituto americana y la actitud de Zoe bastante inmadura, y en cuanto a la relación con Aaron, aunque si es más intensa, tampoco me ha llegado a calar porque todo sucede un poco rápido.

Por último, a pesar de que el final no me ha gustado, creo que la autora hace lo correcto al cerrar así el libro. Por tanto, novela medio cortita, no diré ligera, porque me ha costado algo terminarlo, pero más o menos entretenida. Nada especial. 



1 comentario:

  1. Aunque dices que no es nada del otro mundo me llama la atención así que ya caerá aunque por ahora quiero otro tipo de lecturas.

    ResponderEliminar

No te cortes, dinos tu opinión