30 de octubre de 2015

Venga, déjate querer



Esta es la curiosa historia de Ruiji Chigira, un chico de 15 años que tiene una extraña peculiaridad: ¡su cara es el rostro de un demonio! Por este motivo, y aunque realmente se trate de un chico que es un cacho de pan, los problemas le persiguen allá adonde vaya. Siempre acaba metido en peleas, todo el mundo le teme, no tiene ni un solo amigo… Hasta que empieza un nuevo curso y con él llega una nueva alumna a su clase: Sana Wakatsuki, una chica tímida, amable e inocente que teme con toda su alma a Ruiji, que para su ¿desgracia? acaba enamorándose perdidamente de ella. ¡Y aquí es donde empieza el embrollo! Porque Ruiji, a causa del martirio que le provoca su cara endemoniada, no tiene ni idea de cómo encarar la situación… ¡¡Y por tanto decidirá buscar ayuda para conseguir hacerse con el corazón de Sana!! ¿Y quién decide que es la persona adecuada para que finalmente pueda alcanzar su objetivo? ¡Pues sí, Moemi Kibayashi, la ligona de clase, la bruja rompecorazones, la tía que ha tenido más de 20 novios (a los que siempre acaba abandonando sin ninguna compasión…)! ¿Podrán los consejos de Moemi y la «Biblia del amor» de Ruiji –¡que no es más que un manga shojo!– acabar con la imagen de malote poco deseable de este chico que en realidad es muy bueno e inocentón y así conseguir que Sana deje de temerle y caiga rendida a sus pies? (Ivrea)
Nombre: Venga, déjate querer
Nombre original: Kimi ni koishite ii desu ka?
Autora: Nana Shiiba
Tomos: 2
Género: Shoujo
Revista: The margaret
Año publicación (Japón): 2013
Año publicación (España): Junio 2015
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Ivrea
Encuadernación: Tapas blandas con sobrecubiertas
Precio: 8,00€

Portadas


Opinión de Cris
(SIN spoilers
)

Estos dos tomos nos presenta la historia de uno de los capítulos del tomo único "Como se te ocurra decirselo a alguien". De este tomo la única historia que merecía más o menos la pena era esta, que luego se terminó convirtiendo en serie, sin embargo a mi no me ha terminado de gustar. Cuando leí el capítulo en el tomo único me dejó muy buenas sensaciones, pensando que una historia más largo podía valer la pena, pero solo ese capítulo me logró emocionar más que este manga.

Uno de los puntos buenos de este manga es que está contado desde el punto de vista del chico, sin embargo yo creo que la autora no ha sabido meterse en el papel. A mi me parecían siempre que sus comentarios o pensamientos eran siempre como muy "de chica" así que no terminaba de creérmelo.

La historia de amor si es cuca, pero tampoco sin ser nada del otro mundo. Como ya he dicho me emocionó más la historia corta que estos dos tomos. Me esperaba que pasase mucho más en el primer tomo (porque solo son dos) y el primero se me quedó muy flojo. Además, durante los tomos de vez en cuando me daba la impresión de que se iba a quedar con la amiga a la que le pide ayuda, en vez de con la protagonista.

En fin, flojillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te cortes, dinos tu opinión