6 de septiembre de 2016

El cuento número trece




Cuando una vieja escritora acostumbrada a mentir y una joven librera empeñada en saber la verdad se encuentran, regresan los fantasmas del pasado, los secretos de una familia marcada por el exceso, las cenizas de un incendio memorable y el perfil de un ser extraño que aparece y desaparece tras las cortinas de una mansión. Entre mentiras, recuerdos e imaginación se teje la vida de la señora Winter, una famosa novelista ya muy entrada en años que pide ayuda a Margaret, una mujer joven y amante de los libros, para contar por fin la historia de su misterioso pasado. "Cuéntame la verdad", pide Margaret, pero la verdad duele, y solo el día en que Vida Winter muera sabremos qué secretos encerraba El cuento número trece, una historia que nadie se había atrevido a escribir.
Título: El cuento número trece
Título original: The thirteenth tale
Autor: Diane Setterfield
País e idioma de origen: Inglés (Gran Bretaña)
Género: Suspenso, misterio
Editorial: Lumen /DeBolsillo
Encuadernación: Tapa duro con sobrecubiertas
Número de páginas:  480 / 480
Fecha de publicación: Abril de 2007  (Original: 2006)
ISBN: 9788426416049 / 9788499088068
Precio: 21,90€ / 9,95€

Opinión de Cristina
(SIN spoilers)

El cuento número trece nos cuenta la historia de Margaret, una chica que adora la lectura y a la que Vida Winter, la más éxitosa autora de Gran Bretaña, le encarga que escriba su biografía. Vida Winter se ha caracterizado siempre por su misterioro pasado y por no contar nunca la verdad en ninguna de sus entrevistas, por lo que Margaret intrigada acepta el trabajo.

La novela alterna las partes del pasado de Winter, que comienza con la historia de sus abuelos, con el presente y la propia historia de Margaret. Mientras que el inicio de la historia es un poco lento, en cuanto empieza el relato de Vida Winter la historia empezó realmente a engancharme. Luego hay algún bajoncillo como cuando están contando la parte de la separación de las gemelas, hacia al mitad de la novela, pero vuelve a recuperar el ritmo.

Creo que lo principal a destacar en esta novela es la narración de la autora que me ha encantado. Es detallada sin llegar a ser cargante y muy elegante. Ha hecho que la lectura sea muy fluida y me ha atrapado por completo.

Otros de los puntos fuertes de la novela son sus personajes. Creo que la intensidad de sus sentimientos y sus peculiares personalidades te atrapan por completo. En cierto modo cuesta creer que los personajes puedan ser reales por sus comportamientos tan extremistas y poco usuales. Parece que haya algo en la casa de Angelfield que hace que todos sus habitantes tengan algo que no los haga de todo normales. Los sentimientos de los personajes, con tanta intensidad te atrapan por completo y aquí la autora también sabe muy bien cómo hacerlo.
Todos tenemos nuestras aflicciones, y si bien el perfil, el peso y el tamaño del dolor son diferentes para cada persona, el color del dolor es el mismo para todos. 
En general pienso que la autora sabe muy bien mantener el suspense de la historia de sus personajes y esto logra que no puedas dejar el libro.  Además el hecho de que sepas el principio y el final, pero no la parte de en medio hace que tu mente mientras vas leyendo vaya intentando conectar las diferentes historias de los personajes.

Al final de la novela se hace completamente notable el paralelismo de "El cuento número trece" con Jane Eyre, a la que tanta referencia se le hace durante toda la historia. El incendio, el misterio que esconde la gran casa, el secreto que todos los sirvientes conocen pero que a la protagonista se le escapa... En este sentido la autora nos va dando pista de como puede resultar la historia de sus personajes pero siempre despistando. Constantemente intentaba adivinar quién sería la persona que muere o quién es la pareja o el hijo de quien.

Por último destacar el final, que creo que es muy acertado, con ese Cuento número trece que da nombre a la novela y con el que se termina descubriendo el último misterio de la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te cortes, dinos tu opinión