12 de marzo de 2015

En el país de la nube blanca



Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo? En el país de la nube blanca, el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, es una novela cautivadora sobre el amor y el odio, la confianza y la enemistad, y sobre dos familias cuyo sino está unido de forma indisoluble.  


Título: En el país de la nube balnca
Título original: Im land der weiben wolke
Saga: Trilogía Neozelandesa (#1)
Autor: Sarah Lark
País e idioma de origen: Alemania (Alemán)
Género: Romantica, drama, histórico.
Editorial: Ediciones B
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Número de páginas: 746
Fecha de publicación: Febrero de 2013 (Original: 2007)
ISBN: 978-84-9872-769-2
Precio: 21,00€
Web de la autora.

Saga


 En el país de la nube blanca (#1)  //   La Canción de los maoríes (#2)  //  El grito de la tierra (#3)


Opinión de Cristina
(CON spoilers)

Este libro nos presenta la historia de dos jóvenes que se embarcan en una aventura hacia un país desconocido en busca del amor, aunque cada una a su manera. Helen, institutriz en una familia de ricos se ha dejado llevar por las ilusiones, la imaginación y las preciosas cartas de amor que ha recibido de su futuro esposo y no duda en subirse al barco que la llevara a Nueva Zelanda y a los brazos de su hombre. Gwyneira, por otro lado, es hija de un lord, tiene dinero y un gran carácter. Aunque su matrimonio ha sido concertado su espiritu aventurero le ha permitido embarcarse en el "Dublin" para vivir nuevas experiencias. De esta forma ambas protagonistas se conocen y se hacen amigas. Sin embargo cuando llegan a Nueva Zelanda, sus caminos se separan y cada una descubre que la vida y los maridos que les esperan no eran para nada lo que se esperaban, llevándose una completa decepción.

El principio de la novela fue un poco lento y me costó cogerle el ritmo y engancharme. Pero conforme van pasando los capítulos, sobre todo ya en la segunda parte de la novela, que ambas protagonistas están asentadas en sus casas y empiezan a pasar las cosas interesantes, fue cuando verdaderamente me enganché. Este tipo de novelas me gusta bastante, son del tipo como La mano de Fátima o La sombra del viento, en el que se cuenta toda la vida de los personajes desde que son jóvenes y luego crecen, tienen hijos etc., de forma que puedes ver como cambian y evolucionan.

Siempre me sorprende que este tipo de novelas no termine aburriendome, sobre todo esta en particular que basicamente, a parte de las relaciones entre los personajes, se dedica a hablarte de la esquila de ovejas xD. Pero bueno, eso es un punto positivo para el libro, ya que el tema no me interesa lo más mínimo, sin embargo el tema está presente en toda la novela y no llega a ser cargante.

Creo que lo más importante a destacar es que la novela, debido a la época en la que se desarrolla y a la forma en la que la autora pone el punto de partida, estaba muy difícil que estuviese interesante a nivel amoroso, que es la parte que realmente a mí me gusta. Sin embargo, la autora es capaz de crear diferentes historias de amor a lo largo de la historia, si bien a mi algunas de ellas me han parecido un poco precipitadas. La más bonita sin duda la de Fleur y  Ruben (aunque se veía venir).

- Gwyneira, yo te amo, desde la primera vez que te vi. Es sencillo..., pasa de la misma forma que cae la lluvia o brilla el sol. No se puede evitar.
- Uno puede protegerse de la lluvia-susurró Gwyneira-.Y buscar la sombra cuando brilla el sol. No puedo evitar la lluvia y el calor, pero no hay por qqué mojarse o quemarse. 
Helen me ha dado bastante pena a lo largo de todo el libro, y creo que la autora no ha sido justa con ambas protagonistas. En primer lugar, se supone que ambas son personajes principales, sin embargo, en la parte final del libro, Helen desaparece prácticamente y la historia se centra en Gwyneira. Y en segundo lugar, creo que nada empezar la historia, Helen debería haber recibido algo bueno, porque ni la casa, ni la vida, ni el marido que le toca son buenos, mientras que Gwyneira, si al menos su marido no es de su agrado, tiene una casa y una vida que le gustan. 

En algún que otro momento de la novela, la autora puede haberse torrado un poco. Por ejemplo, la historia de Paul Warden es interesante, pero podía haber sido más corta. Pero por suerte no hay muchos momentos de estos y la novela, a pesar de ser larga se hace amena (siempre y cuando te guste este tipo de género).

En resumen, un libro que hay que leer con paciencia pero que está entretenido, con una narrativa muy buena por parte de la autora y una historia familiar que vale la pena seguir. 

2 comentarios:

  1. Parece una historia muy interesante, me ha llamado la atención. ^^ Aunque de este estilo de libros, siempre al principio me suelen parecer algo lentos, pero siempre acabo enganchada a ellos.. jeje

    muchas gracias por la reseña

    un besooo

    ResponderEliminar
  2. Nunca he leído un libro de landscape y me gustaría hacerlo porque tiene que tener una ambientación envidiable. Las historias familiares suelen gustarme mucho y, aunque tiene pinta de ser muy descriptivo, algún día me animaré con alguno de esta autora.

    Saludos

    ResponderEliminar

No te cortes, dinos tu opinión