18 de agosto de 2016

Sígueme la corriente



Tony Ferrasa es un guapo, adinerado y exitoso compositor de música puertorriqueño. No hay mujer que se le resista y que olvide con facilidad su mirada verde y leonina.
Ruth es una joven que con apenas veinte años tuvo que hacerse cargo de su hermana recién nacida y de un hermano delincuente. Cuando parece que por fin consigue encauzar su vida, se queda embarazada y su pareja acaba abandonándola.
Para sacar adelante a su familia acepta cualquier trabajo digno que se le presente, por lo que Tony y Ruth acaban conociéndose en una fiesta en la que ella sirve como camarera. A partir de entonces, como el destino es tan caprichoso, se encuentran en diversas ocasiones, y a pesar del interés que él le demuestra, ella se mantiene fría e indiferente.
Poco a poco ambos se van enganchando a una no-relación que acaba por desvelarles que lo que sienten el uno por el otro es mucho más intenso de lo que están dispuestos a admitir. Intentan alejarse, pero cuanto más empeño ponen en ello, menos lo consiguen y más fuerte se hace la atracción.
Título: Sígueme la corriente
Autor: Megan Maxwell
País e idioma de origen: Español
Género: Romance
Editorial: Esencia-Planeta / Booket
Encuadernación: Tapa blanda
Número de páginas:  480 / 474
Fecha de publicación: 2015 / 2016
ISBN: 9788408136644 / 9788408153795
Precio: 15,90€ / 7.95€

Opinión de Cristina
(SIN spoilers)

Había escuchado hablar mucho de la autora, en general todo bueno, pero nunca me había puesto a profundizar en las reseñas o comentarios ni a buscar acerca de la autora. Así que cuando mi madre me regaló el libro por mi santo lo cogí con alegría y en seguida me puse a leerlo.

Así de primeras la impresión no fue muy buena ya que lo que a mi me parecía la traducción de la novela me estaba sacando de mis casillas. No entendía como podía en castellano hacer una traducción que me sonase tan latino y no sabía si la culpa era de la traductora o de la autora en sí. Fue entonces cuando me puse a indagar y descubrí que la autora es de madre española y de padre americano, y que escribe en español por lo que no hace falta ninguna traducción xD Aun así el tono que la narración le daba a la novela no me ha gustado, era todo demasiado casual y natural, tanto que he echado de menos algo más de elegancia en la escritura.

La verdad es que este tema me ha estado rayando durante toda la novela y me tiraba para atrás muchas veces, porque además de la narración los personajes tampoco acompañan con su forma de hablar: la niña que habla como en las telenovelas será todo lo graciosa que vosotros queráis pero a mi me ponía muy nerviosa; las amigas histéricas y pijas de Ruth más de mismo, por no hablar de los comentarios de maricón perdido de sus amigos gays, se puede ser homosexual y hablar normal... Al principio te hace gracia pero luego se hace pesado.
- Si la cuqui lo jura por Louis Vuitton, la creo-suspiró Coral-. Pero ese Ferrasa quiere algo. Te lo digo yo. [...]
- Vamos al servicio, ¡supercuqui! Necesitas echarte agua en la cara para dejar de soltar tanta gilipollez. 
Por lo demás la historia puede considerarse bastante decente a la par que predecible. La autora nos presenta una historia de amor entretenida, muy sensual y muy romántica, llena de celos dudas y peleas pero también de bonitos momentos y reconciliaciones. Para mi gusto un poco pastelosa de más pero soportable. Por otro lado ha estado bien salir de las típicas relaciones de adolescentes y meterse en algo más adulto, lo cual solo se puede afirmar de la pareja principal y de la de Yanira y Dylan, porque las del resto me parecen bastante inmaduras.

En relación a los personajes parece claro que el mejor es el de Ruth por su vena luchadora, madre joven de 2 hijos y al cuidado de una hermana pequeña, hace lo que sea por ellos y tiene mucho orgullo. Tony, el protagonista masculino tampoco está mal, pero yo no me esperaba que fuese a ser tan romántico y leal después de describirlo como un completo gigolo al inicio de la novela.

Los secundarios son muy numerosos y variados: sus dos amigos gays son un amor (aunque me ponga nerviosa como habla uno de ellos), Yanira también se vuelve muy buena amiga de Ruth y cobra bastante importancia en la historia. Los otros dos que tienen su pequeña trama secundaria son Omar Ferrasa y Tiffany, pero tampoco me han convencido mucho con su historia de reconciliación. El resto de chicas del grupillo mejor no las comento porque llegó un momento que me sacaban de quicio con tanto pijerio y tontería.


Con respecto al ritmo de la novela yo creo que es un poco lento. La autora respeta los tiempos bien y sabe darle esa sensación de que pasa el tiempo, pero aún así hay algunas partes en las que se podría haberse ahorrado cosas.

Parece que en la opinión solo he sacado cosas negativas. En general la historia ha estado bien, pero esos puntos de narración y personajes que no he podido aguantar (a lo mejor a otro le parece muy gracioso) han sido un lastre durante todo el libro. Lo que se supone que debería ser una historia natural con personajes cercanos al final a mi me ha terminado pareciendo algo en ocasiones fuera de lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te cortes, dinos tu opinión